MOLDES de silicona con contramolde de escayola

Encima:  techumbre imitando pizarra hecha con una pieza colada en molde abierto

Repetir y repetir piezas puede resultar tedioso, una solución puede ser hacer moldes para a continuación obtener todas las copias que se necesiten, y a pesar del esfuerzo que requiere su realización puede resultar rentable sobre todo en tiempo.

El proceso no es especialmente complicado: para obtener copias de una pieza, en principio sólo es necesario tener el original, un molde hecho a su forma, y el material a colar. A partir de aquí sacamos cuantas piezas necesitamos hasta el deterioro del molde, que suele aparecer en torno a las 35/40 copias.

La duración final tiene algo que ver con el desmoldeante: si se aplica poco, cada vez que se saque la pieza del molde este se irá deteriorando y perderá detalles, por tanto no racanear a la hora de aplicar desmoldeante… ¡pero sin pasarse!
Básicamente hay dos tipos de molde:
– cerrados a dos caras y con bebederos para admitir la colada (los más comunes para copiar).
– abiertos, con reproducción a una sola cara, sobre todo usados para piezas planas y placas o piezas sencillas.

En la red hay tutoriales que explican cómo se realizan moldes cerrados a dos caras y abiertos de una car.

Aquí voy a exponer cómo hacer un molde abierto a una cara con contramolde de escayola. Este último es opcional, pero recomendable

El primer paso es disponer de un original, que puede ser perfectamente una pieza comercial. En este ejemplo que presento, el original también es de realización propia, y con él se va a imitar una techumbre de pizarras.

Materiales necesarios:

Cartulina satinada

Cartón contracolado de 2,5mm  o equivalente

cinta adhesiva fina a dos caras.

Silicona + catalizador y desmoldeante

Arcilla o plastilina.

Una superficie plana no absorbente (yo uso un vidrio).

Escayola si se va a hacer contramolde,  un barreño, una báscula.

Proceso

1.  En el ordenador realizar un dibujo de la superficie que se va a reproducir, teniendo en cuenta que la piezas van solapadas y que cada fila presenta su eje descentrado con relación a la fila anterior, por tanto las tiras serán algo más largas de lo necesario para la medida final en longitud y bastante más altas, ya que una parte de su altura queda oculta por la tira que solapará por encima.

2.  Imprimir sobre la cartulina el dibujo.

3.  Recortar entallando las separaciones de cada pizarra en su parte inferior y a continuación separar toda la tira.

4.  Pegar sobre una cartulina de soporte lo suficientemente rígida y gruesa (2,5mm o más)

Debajo: cartulina impresa (en la parte de arriba) tira entallada y separada (en el centro) y varias tiras ya pegadas (debajo).

MOlde 1

Las entalladuras las hice una a una con un cuter.

La primera fila sobresale ligeramente del borde del cartón.
Se va completando el encolado hasta rellenar el espacio previsto, cortando finalmente el perímetro a la medida necesaria; en este caso 202 x 98 mm.

A continuación se impregna todo el conjunto con una mezcla de cola y agua en proporción de 2 partes de cola x 1 de agua. Se aplica en las dos por caras y en los cantos estirando bien la pincelada y vigilando que no se acumule en el escalón. Apliqué dos capas dejando secar 24 horas cada una.

En este punto ya tenía el original para el molde. (foto de debajo en el centro)

MOlde 2

EL molde

A la hora de realizarlo hay dos opciones: o que la capa de silicona que va a registrar la forma sea gruesa de15-20 mm (precio caro), o por el contrario, delgada, de no más de 4-5 mm añadiendo un contramolde de escayola (un segundo molde). Este proceso es más laborioso pero ahorra bastante dinero.

Pasos

– sobre una superficie plana y lo menos porosa posible (vale un vidrio), coloco el original boca arriba, teniendo a la vista el relieve de pizarras, sujetándolo por debajo con cinta adhesiva a doble cara para que no se mueva. Debe usarse una cinta lo más fina posible (vale la que se usa para fijar moqueta al suelo) y rechazar las más gruesas porque dejan un espacio bajo la pieza que no conviene que se rellene con silicona
– A continuación lo rodeo de un murete que hago con la arcilla o la plastilina. Con 1cm de grueso y unos 2 cm de alto basta. La base del murete se aprieta con un palillo de modelar por el exterior o con los dedos para asegurar la estanqueidad, y como la arcilla o la plastilina pegan aceptablemente bien sobre el vidrio no hace falta más para evitar que la silicona se salga al colarla. Entre la pieza y el murete se dejan 1,3/1,5 cm de separación si el molde es grande y no más de 7/8 mm si el molde es pequeño… pero si no se quiere contramolde debe haber un poco más de separación.

MOlde 3

Dibujo: en el centro, la pieza a copiar con el murete rodeándola.

A continuación apliqué con un pincel por toda la pieza y el vidrio, como desmoldeante, un poco de vaselina (en droguerías), hay que aplicar poco pero uniformemente.

LA SILICONA

Suelo usar la de Feroca “Silastic 3481” que es para resinas coladas. Hay varios tipos y otras marcas similares.  Esta usa un agente de curado (catalizador) con el que se mezcla al 5%. No recomiendo el catalizador rápido, mejor el lento que tarda unas 24 horas en curar.

Hay que tener en cuenta:
Un bote de 1 Kg de silicona contiene aproximadamente 833 cc ya que la densidad  es de aproximadamente 1,2 (venden 1 Kg, no un litro).
Un bote de catalizador de 50 gr = 50 cc (densidad aprox = 1).

Es muy importante considerar que cuando se hace el cálculo de la silicona necesaria partiendo de las medidas del recinto que tenemos para hacer el molde, el resultado va a dar en cc (centímetros cúbicos si hemos usado como unidad el centímetro)… pero el 5% de catalizador no es sobre el volumen de silicona sino sobre su peso… por tanto combinaremos una medida de peso (la de la silicona) con otra de volumen (la del catalizador).

Ejemplo

Silicona: necesitando 300 cc  al peso en realidad son 330 x 1,2 = 396 gr
Catalizador: 5% de 396 gr = 19,8 cc..

MEDIR LOS COMPONENTES Y MEZCLAR

Si se dispone de una balanza de cocina capaz de medir 1 gramo (lo hacen casi todas las actuales) no hay complicación: se coloca el vaso sobre la balanza, se pone a cero, se vierte la silicona sobre un vasito de plástico pesándola (en el ejemplo 396 gr)… y a continuación se mide el catalizador con la ayuda de una jeringuilla y se vierte encima con cuidado (en el ejemplo 19,8cc).

Ahora se remueve despacio durante 3 o 4  minutos con la ayuda de un palito, insistiendo bien sobre las paredes del  recipiente, y dejando reposar hasta que se hayan disipado las burbujas más grandes Y YA NO REMOVER. De vez en cuando se oprimen los costados del vaso apara acelerar el desprendimiento de burbujas… transcurridos unos 18-20 minutos se cuela la mezcla en el molde lentamente.

Una vez colado, se deja curar durante 24 horas, transcurrido ese tiempo, se eliminan los muretes, que deben salir con facilidad… y ya está listo el molde de silicona. Si no se quiere contramolde ya se puede desmoldear el original y empezar a colar resina sobre él.

EL CONTRAMOLDE

Sin mover ni levantar el molde recién hecho, se realiza el contramolde.

Sólo es necesario hacer otro murete  separado unos 15/20 mm del bloque de silicona en los cuatro lados, y unos 20/25 más alto que este. Hay que considerar que el grosor mínimo de escayola para evitar roturas no debe ser inferior a 12/15mm en el fondo.

MOlde 5

La sección de todo el conjunto una vez colados el molde de silicona y el contramolde de escayola, junto con los últimos muretes, debajo:

MOLde dibujo

PREPARAR LA ESCAYOLA.

Para esto vale cualquier escayola, y su preparación es muy sencilla.
Sobre una cantidad determinada de agua, en un barreño de plástico, se echa poco a poco repartiendo uniformemente espolvoreando con las manos por toda la superficie del agua hasta que aparezca asomando por encima, y sin remover.
Se deja reposar unos minutos (valen 5 – 7)y ahora sí, se remueve suave y brevemente  metiendo dentro la mano para quitar los grumos…. volcando inmediatamente, despacio encima.

La cantidad de agua necesaria viene a ser un poco más de la mitad de la cantidad total de escayola que se necesite. Si se han calculado 1000cc de escayola, con unos 600 de agua será suficiente y debería sobrar. No es necesario pesar la escayola.

Una vez que se ha echado toda la escayola no es recomendable añadir más… si poco después asoma agua, mejor quitar el agua.

El momento adecuado para desmoldear todo el conjunto es cuando el molde de escayola está completamente seco, mientras haya humedad (se nota al tacto) no deben intentar separarse los distintos componentes. La espera puede llegar a ser de 24 horas. No poner los moldes al sol…¡paciencia!

NO es necesario aplicar desmoldeante para el contramolde.

Este es el aspecto de un contramolde de escayola, el molde de silicona y la pieza de resina. No tienen  un aspecto “bonito”… pero funcionan perfectamente. Como puede verse los grosores de silicona son muy finos al llevar contramoldees especialmente el de la derecha tiene las paredes muy finas.

MOLde conjunto

Los moldes deben guardarse en lugar seco y con una pieza moldeada en su interior, NO dejar nunca un molde sin pieza, ya que se deformará

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *