TRAZADO

Una maqueta en mi opinión debe reunir  a ser posible circulación y maniobras.

Es posible que en los primeros planteamientos de nuestros diseños hayamos dudado entre trazado lineal de A a B, o por un trazado en óvalo.

Me parece una premisa falsa ya que si nos basamos en la realidad (la de la los trenes de verdad, TdV en adelante) veremos que sólo existe el trazado desde A a B, o por extensión de A hasta F pasando por B, C, D y E o tantas paradas como queramos.  Un TdV sería por ejemplo ir de Madrid a Barcelona pasando por Zaragoza y sus otras estaciones intercaladas. No conozco ningún caso de un tren que vaya de Madrid a Barcelona, luego a Valencia y vuelva a Madrid desde esta ciudad. Este último caso sería el de un trazado en óvalo.

Por tanto parece lógico elegir un trazado lineal, pero nos plantea un problema de espacio. Realizar este recorrido exige mucho sitio especialmente si hablamos de una escala media como H0, además de plantearnos el problema del retorno de una unidad que desde A ha llegado a B, porque no queda otra alternativa que volver a mano toda una composición con lo incómodo y poco real que resulta. En el TdV basta con volver una máquina en el destino B para que esté listo todo el convoy para salir hacia A. Esta última opción puede aplicarse añadiendo una aguja que permita sobrepasar la composición y colocar la máquina en el otro extremo. Una alternativa muy interesante es añadir en cada extremo un pequeño puente giratorio para la máquina como existía en muchas  estaciones primitivas.

Trazados 1

Es evidente que estas posibilidades están bastante bien adaptadas a lo que se suele llamar maqueta perimetral, que se desarrolla a lo largo de varias paredes de una habitación. Esta posibilidad no obstante tiene una gran limitación que es la anchura disponible. Su ventaja es el desarrollo longitudinal que permite.

El paso siguiente es añadir en cada extremo un bucle de retorno mediante el cual podemos hacer que toda una composición se nos presente lista para volver al punto de origen una vez haya realizado la parada necesaria en el destino final, y habremos cambiado un trazado lineal puro a hueso de perro.  Esta transformación es interesante porque libera al aficionado de la obligación de estar pendiente de todo el  recorrido del tren ya que se puede automatizar el bucle, y lo que es mejor, nos brinda la posibilidad de colocarlo en un lugar fuera de la vista y desarrollarlo hasta convertirlo en una estación oculta con vías de garaje, o por el contrario, dejarlo a la vista con algunas vías comerciales o servicios ferroviarios.  Pero ahora necesitaremos más espacio en nuestra maqueta y por supuesto más aparatos de vía y más controles

Trazados 2

Ahora (ver debajo) nos encontramos interesantes posibilidades: mantener las estaciones A y B añadiendo o no una intermedia C (primer esquema), o  desplazar el interés del trazado de sus extremos al centro (segundo esquema en el centro), colocando en ese lugar nuestra estación principal.

Trazados 4
Bucle de retorno

La colocación en el centro del trazado en realidad responde a la situación  que tienen las estaciones de paso de una red, pero hay unos casos especialmente interesantes que son las que combinan  paso con vías término, y que se corresponden con ciudades  de cierto tamaño como Zaragoza, Valladolid, Orense etc. Este tipo es el que  más me interesa para mi maqueta ofreciendo varias posibilidades: se puede desarrollar una estación con múltiples vías en las que estén repartidos los distintos servicios ferroviarios lo que conlleva maniobras que hay que añadir a las numerosas circulaciones de paso. Las circulaciones en esta configuración pueden resultar muy variadas y ricas reforzadas por el hecho de tener en ese esquema  la posibilidad de atribuir a cada bucle del extremo un destino diferente, con lo que con una estación a la vista en A tenemos otros dos destinos distintos B y C.

Este esquema es el que subyace en mi propio trazado.

Rizando un poco más el rizo se pueden atribuir a las dos estaciones ocultas varios nombres con lo que a la hora de rodar podemos tener varios destino/ orígenes diferentes en zona oculta (en sentido estricto la zona oculta bien puede representar una gran red).

Como ejemplo cito Orense Enlace: esta estación es nexo de unión entre las líneas Zamora/Coruña y Redondela/ Monforte de Lemos… tiene por tanto cuatro vías de salida/entrada…¿se puede pedir más?   y por supuesto existe la posibilidad de intercalar alguna estación entre la principal a la vista y las situadas en ambos bucles (tercer ejemplo del esquema de arriba).

A estas alturas ya habremos descubierto que se necesita mucho más espacio o replegar el trazado sobre sí mismo y desplegarlo en varios pisos donde podamos meter toda la extensión de vías que vamos a necesitar. Para ello tenemos la posibilidad de desarrollar el trazado en varios niveles, y tratando de simplificar conseguir que las dos estaciones ocultas/ bucles  estén en el mismo sitio. Esta labor de “simplificación” puede imponer algunas limitaciones y exigencias.

Trazados 5
Doble bucle de retorno

Como he indicado mi trazado aunque no lo parezca es lineal, y muy simplificado se puede ver en el primer esquema de la parte de arriba, aunque en la práctica ha evolucionado al segundo. Si nos fijamos veremos que en la práctica la maqueta se configura desde el punto de vista eléctrico como dos bucles de retorno.

El punto clave es la vía común (en verde) que  distribuye la circulación desde ese punto hacia la estación principal por cualquiera de sus dos ramas permitiendo bajar también por cualquiera de ellas. Para simplificar el control, desde la vía verde la bajada a la estación oculta se hace siempre por la misma rama y se sube siempre también por la otra (flechas verdes).

Una última prueba para ver el acomodo que nuestro trazado tiene sobre esa realidad que queremos representar es aplicar un horario de TdV. Como suele ser normal que el aficionado no tenga exactamente las mismas unidades que en su momento circularon o que su trazado no se ha podido representar exactamente… se impondrá una adaptación, pero esta no tiene porqué implicar que un horario rigurosamente elaborado siguiendo los principio de los ferrocarriles, deje de funcionar sobre nuestra maqueta.

Aquí están los métodos que uso para realizar un horario.

Este es el trazado en sus distintas partes resultante de aplicar lo explicado más arriba junto con los criterios de diseño :

– La estación oculta cuyo trazado puede verse en el dibujo de debajo con cuatro vías de garaje (sin flechas sobre ellas). la configuración se ajusta perfectamente a suponer que están las mencionadas B y C. Todas las vías  tienen bloqueos automáticos de salida mediante ABC. La circulación de paso y su sentido está señalada con las flechas.

MAQGraf nivel 0

Y la estación principal (debajo) en el nivel 1 (corresponde a A):

MAQ grafico explicat-640

Está configurada como estación mixta para viajeros con tres vías término y andén de paso (zona en azul) a continuación y justo por encima, la vía principal de paso indicada con dos flechas opuestas, y otra vía por encima de ella para la formación de mercancías.

Cerca, la zona en amarillo comercial para mercancías, una primara vía corta que también funciona como auxiliar o de espera, y dos vías más estando la superior adosado el almacén de depósito .

Más arriba (zona naranja) está la vía corta hacia la izquierda del taller/cochera cuyo edificio está basado en el taller San Jerónimo de Sevilla. Esta última vía descrita, enlaza con otra, muy corta, cuya misión principal es “volver” unidades actuando como si se tratase de un triángulo de reversión en combinación con las demás, y facilitar la salida desde las vías muertas de la estación de viajeros hacia la vía sur. Esta vía es la que se sale más claramente del criterio “real” de TdV , pero puedo asegurar que resulta enormemente efectiva.

Hacia la derecha las tres vías del depósito de locomotoras y la vía de servicio de repostado de carbón y aguadas, a cuyo final se encuentra el foso de visitas.

En la parte alta (zona gris) una vía comercial para la mina de carbón.

La estación tiene dos posibles entradas indicadas con flechas verdes:

–          al norte enlaza con la vía gris oscura (esquema debajo)

–          al sur enlaza con la vía amarilla (mismo esquema)

Si reduzco a esquema el trazado lo que tendremos es esto:

MAQHueso4

Una observación: a primera vista, el trazado del dibujo anterior parece poco real.. después de este esquema ¿se diría lo mismo?

A: estación principal; B y C:  estación oculta

e: enlace; m+s: mina + servicios; f: fábrica; t¨taller

Todas las vías de andén e instalaciones tienen bloqueos ABC en sentido de salida conmutadas con la posición de las agujas, y la principal de paso, en ambos sentidos.

La parte más importante la constituyen las vías de enlace entre los niveles 0 y 1 (debajo)

MAQtrazadoNiv01

A primera vista parece haber una doble vía en parte del recorrido pero no es así, todas son vía única.

Lo más destacable es la presencia de dos desvíos enfrentados entre sí unidos por un muy pequeño tramo de vía (en el círculo la vía común). Este conjunto es el auténtico nudo y corazón de circulación de la maqueta. Este es el punto de unión de los dos bucles de retorno que es el patrón de diseño. Desde este punto la circulación se configura:

–          en ambos sentidos en las vías amarilla y gris oscura, son por tanto ascendentes y descendentes. Esto permite elegir entre subir a la estación principal por la vía norte o la sur, y aporta una circulación bastante variada.

–          Descendente hacia la estación oculta únicamente por la vía gris clara situada más arriba, siendo la otra  (la interior también de color gris claro) exclusivamente de subida desde la estación oculta hasta este nudo. Esta opción es la más sencilla para controlar la circulación.

El trazado está dividido en tramos (cantones) con indicadores de ocupación, teniendo todos los situados en la zona oculta bloqueos de circulación mediante ABC, ambas operaciones están automatizadas mediante detectores Reed y las correspondientes placas de control. En algunos casos además se añade a estas funciones el movimiento automático de los motores de los desvíos, el cambio de polaridad/fase en algunos tramos, y/o el cambio en las señales luminosas correspondientes.

Lo más característico tal vez sea que la circulación es predominantemente periférica, esto permite que una parte del trazado que es oculto, se pueda sacar al exterior y hacerse visible en alguna de sus rampas.

El trazado da lugar a un relieve bastante abrupto con túneles, que exige una decoración montañosa y con algo de vegetación.

Para la vía he usado Roco sin balasto.

Hay unos 50 metros de vía y 27 desvíos. Los motores de desvío que uso, no son los comerciales de Roco ni ninguna otra marca conocida dedicada al modelismo.

Y aquí se puede ver el resultado de desarrollar esto 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *